viernes, 4 de enero de 2013

  
 En los años noventa, tuvimos Luis Santamaría y yo la oportunidad de enfrentarnos cara a cara con el Azor. Precisamente cerca de donde ahora estamos estudiando, los de NATURHIDE, un nuevo enclave. 
   En aquellas fechas, se quemó gran parte de la Sierra Calderona, destruyendo su habitas, por lo que sospecho con alegría, que aquella rapaz o sus descendientes, son los que ahora residen en las proximidades de nuestro nuevo proyecto.
   Cuanto me alegraría poder tener una nueva ocasión de fotografiar a esta esquiva rapaz en nuestro territorio, que cada vez queda más reducido para poder sobrevivir esta ave forestal.
Nido en la espesura del pinar.
   Entonces, el equipo era mediocre y los resultados, pero fue otra aventura de las que llenan mi vida en la naturaleza.
   Espero que os guste el relato, si tenéis oportunidad y gusto por leerlo en mi blog. Entonces no había otra forma de acercarse al  pirata del bosque, o no la conocíamos.

   Un abrazo en el nuevo año, que espero se nos arregle, al menos un poco y se nos agarrote el índice con nuevas oportunidades en nuestra afición.

http://manoloambou.blogspot.com.es/2013/01/el-azor-accipiter-gentilis.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada